DANZAS URBANAS
30 junio, 2017

JAZZ

El jazz es un género musical que nace a finales del siglo XIX en los Estados Unidos, representando la creación de un vínculo entre dos continentes, África y América, y que se expande de forma global a lo largo del siglo XX.
La historia del jazz se caracteriza por su constante asimilación de otras tendencias musicales culturalmente ajenas a él y su capacidad de generar otros estilos.
A lo largo del siglo XX, la evolución musical se acompañó, cada vez más, de danzas cómo: rock, disco, funk, pop, break.
El soul, por ejemplo, significa sensibilidad, experiencia vivida y un estado de perfecta armonía con los ritmos del cuerpo. La danza jazz seduce por su aspecto sensual y salvaje, proyectando los sentimientos transmitidos por la música.
En las décadas de 1950 y 1960 surgió una formalización, profesionalización del Jazz Dance, tomando para su enseñanza los elementos que necesitaba tanto del ballet como de la danza moderna. La danza jazz tiene un vocabulario de base preciso, sin embargo cada cultura posee libertad para añadir maneras de su propia idiosincrasia. Así, cuenta con una gran variedad de estilos como el modern jazz, afro jazz, latin jazz, american jazz, lyrical jazz, entre otros.
Realmente se puede montar una coreografía de “jazz” con cualquier tipo de música.
Alvin Ailey, Donald Mc. Kayle, Talley Beatty y profesores como Matt Mattox, Gus Giordano y Luigi nos han enseñado a entender estos aspectos de la danza jazz a través de un lenguaje y unos esquemas muy elaborados.
Luego, una danza más escénica surgió en Broadway, donde el “show” pasó a primer plano, gracias al trabajo de coreógrafos como: Georges Ballanchine, Jérome Robbins, Bob Fosse y Jack Cole.
Su crecimiento exponencial se debe al “show business“ y a los videoclips “pops“ de MTv.
Para concluir, se puede afirmar que el Jazz es una manifestación de libertad y energía.